República Democrática del Congo (RDC)

La parte oriental de la República Democrática del Congo ha sido escenario de numerosos conflictos en las últimas dos décadas. Este fenómeno ha provocado el desplazamiento masivo, y ha causado la pérdida de más de 5 millones de vidas. En este frágil entorno, los adolescentes y jóvenes están altamente en riesgo de reclutamiento por grupos armados locales. RET ha, por lo tanto, estado involucrado en la RDC, desde 2012, con programas destinados a reintegrar a los adolescentes ex combatientes a sus comunidades, y al mismo tiempo evitando el reclutamiento futuro. RET alcanza este objetivo a través de un enfoque holístico centrado en el apoyo psicosocial, una orientación sana, abriendo el acceso a las oportunidades de educación y habilidades comerciales, y a la misma vez sensibilizando a la comunidad y construyendo la capacidad de las instituciones y actores locales.

  • 1.
    La Naturaleza de la Crisis en la RDC
  • 2.
    Su impacto sobre los jóvenes
  • 3.
    Como RET les Protege

1. La Naturaleza de la Crisis en la RDC

Durante al menos dos décadas, el Este de la República Democrática del Congo (RDC) ha sido la escena de numerosos conflictos. Ellos han causado desplazamientos masivos, pérdidas estimadas en 5 millones de vidas humanas desde 1998, y una destrucción a gran escala de bienes e infraestructura.

Aquellos del Kivu, y en particular los territorios de Uvira y Fizi, han estado al centro de esta tragedia. Estos desplazamientos masivos y la consecuente violencia, generaron un fenómeno de reclutamiento de jóvenes, muchas veces voluntario, por parte de grupos armados.

A pesar de un acuerdo entre el Gobierno de la República Democrática del Congo y las Naciones Unidas con miras a la desmovilización de jóvenes menores de 18 años y finalización del reclutamiento, la región permanece en situación de fragilidad. Los conflictos interétnicos y la constante creación de grupos armados para defender a la población local de ataques rebeldes, hacen que sea difícil la desmovilización y desmilitarización de la región.

2. Su impacto sobre los jóvenes

Adolescentes entre los 11 y los 17 años son mano de obra barata y fácil de manipular. Por estas razones, continúan siendo reclutados por grupos armados. Ello, así como un difícil ambiente social y económico, hace de los jóvenes un grupo en extremo vulnerable, y afecta su futuro al sacrificar su educación. El reclutamiento genera que estos jóvenes se conviertan en un peso para su país, en vez de ser actores positivos que tienen el potencial de ser.

3. Como RET les Protege

Desde el año 2012 RET ha contribuido a la desmovilización de adolescentes asociados a grupos armados en los territorios de Uvira y Fizi.

Con el fin de recuperar el sentido de vida de los ex combatientes, así como permitir que se conviertan en ciudadanos responsables, RET acoge jóvenes desmovilizados en su Centro de Tránsito y Orientación (CTO). Allí, ellos se benefician del apoyo médico y psicosocial, así como tienen la oportunidad de tomar cursos y participar en procesos de educación formal o informal.

Después de pasar por el CTO, los adolescentes que han seleccionado la educación formal son colocados en estructuras educativas de instituciones aliadas; aquellos que desean seguir un entrenamiento profesional reciben la ayuda necesaria para iniciar actividades generadoras de ingreso.

Para que nuestra acción sea exitosa, abarcamos todos los niveles de la población. Son constituidas asociaciones juveniles locales, fortalecidas sus capacidades, de modo que sean sustentables y se conviertan en socios dignos de confianza.

Padres y madres también reciben entrenamiento en actividades para la generación de ingresos, para combatir la pobreza y prevenir que sus hijos vuelvan a ser reclutados.

Líderes comunitarios, así como todos los miembros de la comunidad que sienten preocupación por esta realidad, se benefician de la sensibilización que acerca del problema del reclutamiento desarrollan jóvenes entrenados por RET.

También organizamos grupos de discusión con actores políticos, militares y administrativos, para asegurar la autoridad del Estado en las poblaciones más afectadas por el conflicto.

Es a través de estos medios educativos que el reclutamiento de jóvenes soldados puede prevenirse, y así lograr su protección en la República Democrática del Congo.