Líbano

La crisis de Siria ha añadido a la ya compleja situación del Líbano que incluye décadas de tensiones sectarias con períodos de estabilidad y agitación interna. El Líbano ha recibido más de 1,1 millones de refugiados sirios, de los cuales más del 50% son menores de edad. Esto demuestra ser una de las principales dificultades para el Líbano debido a sus medios limitados para poder proporcionar tanto para su gente como para los refugiados. Los jóvenes en estas situaciones se encuentran en alto riesgo de violencia, a consecuencia de las situaciones de crisis al igual que condiciones y ambientes de precariedad. RET ha estado trabajando en el Líbano para mantener el tejido social y la estabilidad de las comunidades vulnerables, a través de un enfoque en la alfabetización de los jóvenes y de habilidades para la vida, así como la prevención de la violencia sexual y de género.

  • 1.
    La Naturaleza de la Crisis en el Líbano
  • 2.
    Su impacto sobre los jóvenes
  • 3.
    Como RET les Protege

1. La Naturaleza de la Crisis en el Líbano

Desde que obtuvo su independencia en 1943, Líbano ha sido testigo de una sucesión de períodos de inestabilidad y agitación interna. Construido sobre líneas sectarias con el fin de responder a las complejidades religiosas internas, este modelo de gobierno no logró contener los conflictos importantes entre los diferentes grupos, culminando en una guerra civil a gran escala en los años 70. A pesar de la intervención internacional para poner fin a esta confrontación (en 1990), las tensiones sectarias internas nunca fueron verdaderamente eliminadas y los enfrentamientos en y con los países vecinos han caracterizado a los años 1990 y la década de 2000.

En la actualidad, la crisis en Siria se ha sumado a la complejidad de la situación del Líbano. Desde 2011, al menos 1,1 millón de refugiados sirios están oficialmente registrados en el Líbano, pero hay muchos más que aun no se han identificado. De aquellos registrados, más del 50% son menores de 18 años.

Con medios ya limitados para cubrir las necesidades fundamentales de su propia población, específicamente en las áreas más afectadas por las consecuencias de la crisis en Siria, el Gobierno del Líbano se enfrenta a enormes dificultades para ofrecer niveles de vida aceptables a los refugiados, que suman casi un tercio de toda la población.

La crisis tiene consecuencias importantes sobre la situación de seguridad en el país, con fuertes repercusiones tanto en la vida de la comunidad de acogida, como en la de los refugiados. En Trípoli, por ejemplo, la violencia sectaria agrava la situación de tensión, donde las familias se sienten inseguras e incluso les falta acceso a recursos básicos como agua potable.

2. Su impacto sobre los jóvenes

La crisis en Siria y las sostenidas tensiones en el Líbano han tenido impacto en la sociedad local. Pero más aún, van a tener efectos duraderos y contundentes sobre los jóvenes.

Los jóvenes en el Líbano no sólo sufren de la falta de servicios, sino que también están en riesgo de violencia y de ser reclutados por grupos rebeldes y facciones políticas. Aunque los refugiados sirios pueden haber escapado al conflicto, el ACNUR informa de un aumento de la violencia dentro de las familias provocadas por los problemas económicos y la falta de oportunidades. En promedio, en cada casa conviven 17 personas (3,32 familias), lo que aumenta la probabilidad de violencia doméstica debido, entre otros elementos, a dificultades económicas.

Los jóvenes sin empleo y con menos educación formal o calificaciones, son los que mayor riesgo tienen de ser absorbidos por el círculo de la violencia. Ante esta crisis de tan larga data, la educación articulada con un programa de protección y cohesión social puede ser el puente entre la necesaria ayuda humanitaria y la asistencia para el desarrollo a largo plazo.

3. Como RET les Protege

RET ha trabajado en el Líbano, desde el 2013, para asegurar el desarrollo social y económico de la población afectada por conflictos. Ubicado en el área de Tripoli+5 y de Monte Líbano, RET llega hasta los jóvenes Sirios y Libaneses entre las edades de 12 a 25 años por medio de Centros de Desarrollo Social administrado por el Ministerio de Asuntos Sociales.

Es ahí donde ellos se pueden beneficiar de un paquete de educación que consiste en habilidades literarias, numéricas y de vida al igual que prevención de violencia sexual y de genero. La misión de RET de proteger a los jóvenes es entonces claramente adaptada a la situación en el Líbano.

RET también ha proporcionado la rehabilitación de escuelas, se ha adaptado y creado entornos seguros, ingredientes los cuales son esenciales para una educación de calidad.

En el Líbano los jóvenes mismos serán al final los que podrán proporcionar soluciones duraderas a medida que crezcan para liderar sus comunidades. Como en todas partes, RET tiene como objetivo proporcionar las herramientas y habilidades para hacerlo.