Ecuador

A pesar de que Ecuador ha visto recientemente un período de estabilidad política y de crecimiento económico, los sectores más vulnerables de la población todavía se enfrentan a muchos desafíos. Este es particularmente el caso de las personas que tienen la condición de refugiado o que están en necesidad de protección internacional, debido al aumento de la discriminación y la xenofobia. Los jóvenes refugiados corren el riesgo de exclusión de la educación secundaria y terciaria debido a la falta de conocimiento sobre sus derechos. RET implementa un programa integral en el Ecuador que incluye iniciativas para el acceso al sistema educativo, el fortalecimiento de la capacidad institucional del Ecuador, y entrenamientos para desarrollar las habilidades para la vida de los jóvenes, habilidades de empleabilidad y conocimiento de los derechos de los jóvenes más vulnerables. Los rasgos característicos de nuestras intervenciones son la inclusión de la unidad familiar en nuestro diseño e implementación de programa y un fuerte enfoque en las mujeres jóvenes jefas de hogar.

  • 1.
    La Naturaleza de la Crisis en Ecuador
  • 2.
    Su impacto sobre los jóvenes
  • 3.
    Como RET les Protege

1. La Naturaleza de la Crisis en Ecuador

En Ecuador, con una población cercana a los 15 millones de habitantes. Este es un país caracterizado por una reciente estabilidad política y crecimiento económico. La inversión en la educación y la salud a incrementado, expandiendo la cobertura de la educación básica y secundaria, de modo que Ecuador está posicionado como uno de los 5 países de Latinoamérica con menor mortalidad infantil y de la niñez.

En este contexto los desafíos que enfrente los segmentos de la población mas vulnerable pueden pasar por alto facilmente. Personas con estatus de refugiado o con necesidad de protección internacional están a riesgo de volverse invisible. Ello aunado además a opciones como la Visa Mercosur y el descenso sustantivo de la tasa de reconocimiento de refugio.

Los riesgos relativos a la violencia siguen presentes en numerosas comunidades y dentro de las familias, relativa al género, como acto de discriminación. Estos riesgos pueden poner en peligro los avances logrados en Ecuador, y evita que la población en mayor vulnerabilidad logre superar la crisis que enfrenta y dejar sin efecto cualquier planificación de su futuro que hallan comenzado.

Siendo el país con mayor tasa de refugiados en la región (en Diciembre 2013, un total de 55,000 refugiados fueron reconocidos, 98% siendo de Colombia), todavía existe un alto grado de exposición de crisis inesperadas, no solamente por parte de las personas con necesidad de protección internacional, sino de los sectores más vulnerables del país.

2. Su impacto sobre los jóvenes

De acuerdo al último censo poblacional en Ecuador, el 60% de la población tiene menos de 30 años y el 35% comprende a adolescentes y jóvenes entre 15 a 29 años. De acuerdo a cifras oficiales, la violencia es la segunda causa de muerte de la población joven en Ecuador, con un preocupante reporte de lesiones auto-infringidas en las jóvenes mujeres. Personas de la minoridad son aun mas vulnerables a causa de la “violencia cultural”, la cual se manifiesta a través de la discriminación, la xenofobia y la exclusión.

Para Afro-descendientes, indígenas, migrantes y refugiados, la inclusión educativa secundaria y de nivel superior se reduce en más de 15 puntos en comparación con la población mestiza; que representa la mayoría de la población Ecuatoriana. El acceso al empleo, tres veces menor en la juventud en comparación con los adultos, afecta drásticamente a estos grupos, quienes trabajan mayoritariamente en condiciones de subsistencia sin acceso a salarios dignos; y, la participación juvenil se concentra mayoritariamente en grupos con educación superior donde sólo un 10% de jóvenes termina la universidad y 2% accede a maestrías.

La situación de la población joven en situación de refugio es particularmente preocupante, al ser Ecuador el país de la región que mayoritariamente acoge a población con necesidades de protección internacional. Ecuador cuenta con más de doce mil adolescentes y jóvenes en situación de refugio. Ellos deben luchar por oportunidades de vida digna y un ejercicio verdadero de derechos, en un contexto creciente de xenofobia y discriminación.

Riesgos sociales como el embarazo precoz, el segundo más alto de la región; y, el consumo de drogas, son problemáticas que afectan de manera particular a adolescentes y jóvenes en contextos de fragilidad como las localidades de frontera y de mayor concentración migratoria.

3. Como RET les Protege

RET International entiende que la educación es una de la herramientas mas eficientes para la protección. Sabemos que diferentes herramientas de aprendizaje deben ser utilizadas en numerosas áreas de intervención para proteger a adolecentes y jóvenes que han sido desplazados, son victimas de violencia, y están involucrados en labor de menores o son parte de una minoría étnica o se encuentran en situaciones de vulnerabilidad.

En Ecuador, como en toda la región, RET implementa un programa holístico.

Uno de los objetivos principales de RET es proporcionar el acceso al sistema de educación a los jóvenes mas vulnerables. Esto se hace con una estrecha coordinación con las autoridades locales y nacionales. RET busca fortalecer las capacidades institucionales del Ecuador para mejor servir los jóvenes vulnerables.

Trabajamos además en el desarrollo de competencias que los permitan dirigir saludablemente su propio destino y mejorar sus condiciones de vida, y afrontar sus vulnerabilidades como la discriminación de genero y violencia. El desarrollo de están competencias les permiten hacerse ejemplos para sus pares y actores de cambios positivos en sus comunidades.

También desarrollamos habilidades de empleabilidad, las cuales permiten a los jóvenes planear sus futuros y mejorar sus condiciones de vida. RET proporciona estas capacitaciones sea directamente a través de alianzas locales estratégicas. Con el fin de ser sostenibles RET se asegura que toda la familia este incluida, enfocándose específicamente en madres jefas de hogares. Las necesidades básicas de todo el grupo familiar deben ser cumplidas, para que un verdadero cambio positivo se desarrolle.

El empoderamiento y la participación juvenil son ejes de nuestro trabajo. Todos los jóvenes que participan en nuestro programa son entrenados en habilidades de liderazgo para permitirles convertirse en agentes de cambios sociales positivos en sus comunidades y que tengan una voz en los temas que los afectan.

Creemos que los mismos jóvenes pueden ser actores clave en la reducción de los determinantes de sus vulnerabilidades y la generación de contextos de paz y oportunidades para un futuro prospero y el de sus comunidades.