Burundi

Una sucesión de conflictos interétnicos produjeron desplazamientos masivos en Burundi en la década de 1990, mientras que los acuerdos de paz que se iniciaron a comienzos del 2000 impulsaron el regreso de muchos refugiados de vuelta a Burundi. Este retorno creó tensiones entre los repatriados y los que nunca se habían ido. La juventud, que representan el 66% de la población total, son cada vez mas vulnerables a los llamados de las facciones políticas y de la violencia. Para estabilizar las comunidades, RET International puso en marcha un programa de ciudadanía responsable que cubre temas tales como la resolución de conflictos para promover la paz duradera en el país, así como programas de alfabetización, programas de idiomas, cursos de recuperación y mejoramiento de la infraestructura, que han beneficiado a los jóvenes retornados y a la población local por igual.

  • 1.
    La Naturaleza de la Crisis en Burundi
  • 2.
    Su impacto sobre los jóvenes
  • 3.
    Como RET les Protege

1. La Naturaleza de la Crisis en Burundi

Burundi sigue siendo frágil tras sucesivos conflictos, cuales resultaron en masacres interétnicos a gran escala y el desplazamiento masivo, tanto dentro como fuera del país.

Desde los acuerdos de paz de 2000 y sobre todo desde 2008, más de 500.000 refugiados de Burundi han regresado al país. Casi un tercio de ellos se han trasladado a las provincias del sur, donde el 15% de la población total son antiguos refugiados. Esta situación crea tensión entre los repatriados y la población que se quedó en el país durante el conflicto.

2. Su impacto sobre los jóvenes

Los jóvenes constituyen el 66% de la población total de Burundi. Como tales, tienen un papel enorme para jugar en el desarrollo del país. Sin embargo, debido a esta delicada situación, los jóvenes se han vuelto vulnerables a el llamado de las facciones políticas y de la violencia.

Jóvenes vulnerables y sin esperanza en el futuro, la educación, o un sentido positivo de la ciudadanía son los más propensos a recurrir a la violencia. Con la inestabilidad política actual, la explotación política de los jóvenes sería catastrófico en el mantenimiento de la paz en el país.

Los jóvenes -tanto los repatriados y los que se quedaron en Burundi- deben tener acceso no sólo a una educación de calidad, sino que deben aprender sobre los principios de la cultura de paz, la cohesión social y la resolución pacífica de los conflictos.

3. Como RET les Protege

RET, cuya misión es proteger a las personas vulnerables a través de la educación, desempeña un papel importante en Burundi. Desde su llegada al país en 2008 RET ha (después de haber trabajado durante mucho tiempo con jóvenes burundeses en campos de refugiados en Tanzania) comenzando programas de alfabetización, clases de idiomas de recuperación para los retornados, así como la infraestructura de suministro para las poblaciones locales.

Con el fin de permitir a los jóvenes a jugar un papel importante en estos tiempos de transición, RET también ha puesto en marcha un programa de ciudadanía responsable que abarca temas como la resolución de conflictos y mitigación con el objetivo de promover la paz duradera en el país.

RET también está trabajando para fortalecer las habilidades de la vida cotidiana. Esto permite a los jóvenes de ser autónomos y que se conviertan en actores positivos, y así guiar a sus comunidades a través de esta frágil situación y hacia el desarrollo.

Los proyectos de RET priorizan un enfoque participativo e inclusivo. Los jóvenes son ellos mismos actores en los proyectos y alianzas con otras asociaciones juveniles permiten que resultados duraderos sucedan.