Belice

Belice es un país en América Central, fronterizo a la región a menudo referida como el « Triángulo del Norte« , la cual incluye Guatemala, El Salvador y Honduras. Los Países del Triangulo del Norte se enfrentan a un aumento de la violencia vinculada a las actividades de pandillas, agravada por la ruta de la droga la cual obligadamente pasa por toda América Central. Al estar tan cerca de este epicentro de la crisis, Belice alberga a las personas que huyen de la violencia. Además, la falta de oportunidades que enfrentan los jóvenes en Belice, debido a la alta tasa de desempleo y la baja asistencia a la escuela secundaria, crea las condiciones para que este mismo tipo de violencia ocurra en el país. Las actividades de RET International se concentran en la ciudad de Belice y el Distrito Cayo, y su objetivo es abrir oportunidades para los jóvenes vulnerables a través de la creación de empleo y la construcción de capacidades de liderazgo positivo. La crisis se puede detener si los propios jóvenes se convierten en miembros productivos de la sociedad, en empresarios y actores para un cambio social positivo.

  • 1.
    La Naturaleza de la Crisis en Belice
  • 2.
    Su impacto sobre los jóvenes
  • 3.
    Como RET les Protege

1. La Naturaleza de la Crisis en Belice

A pesar de un mejoramiento económico, la región que rodea Belice sigue siendo una de las zonas más violentas del mundo. Belice es vulnerable a las mismas tendencias crecientes de violencia que sus vecinos del Triángulo del Norte y es el anfitrión de los migrantes y refugiados que huyen de este epicentro de la crisis. Belice es el hogar de varias pandillas criminales de la calle implicadas en el tráfico de drogas, el tráfico de personas, la prostitución y el crimen violento. Una población en crecimiento, alta migración hacia el interior y servicios limitados empeoran este problema. Las regiones más problemáticas en Belice son las áreas urbanas de alta densidad, incluyendo la ciudad de Belice y el Distrito Cayo.

2. Su impacto sobre los jóvenes

El sesenta por ciento de la población de Belice es menor de 24 años de edad, por lo cual las acciones de los jóvenes juegan un papel importante en la definición del contexto social a nivel nacional. Por desgracia, los jóvenes de Belice están cada vez más involucrados en actividades ilícitas que van desde el robo y delitos menores a la participación en el tráfico de drogas y de personas, así como, en algunos casos, los homicidios relacionados con pandillas. Esta actividad ilegal está inextricablemente ligada a la falta de oportunidades educativas, profesionales y sociales. A pesar de la significativa inversión gubernamental en la educación, sólo alrededor del 45% de los jóvenes en edad escolar asiste a la escuela secundaria. Treinta y cinco porciento vive por debajo del umbral de pobreza y el 22% entre los jóvenes están desempleados, lo que es casi el doble del promedio nacional.

Un desafío clave, por lo tanto, no es sólo para proporcionar más oportunidades, pero para asegurarse de que las intervenciones individuales pueden proporcionar un cambio duradero sostenible. Las oportunidades deben ser muy prácticas para los jóvenes y sus comunidades y entregadas de manera coordinada, basándose en los conocimientos especializados y la experiencia local.

3. Como RET les Protege

Nuestro proyecto en Belice, iniciado a finales de 2015, combina las metodologías de experiencia significativa de RET en la región con el fin de crear soluciones innovadoras y sostenibles reales a la crisis. Los dos pilares principales de nuestra intervención son: proporcionar oportunidades de creación de empleo como una alternativa a la delincuencia y la violencia, y la creación de oportunidades de liderazgo para los jóvenes en riesgo.

Trabajamos con comunidades marginadas que sufren de altos niveles de delincuencia y violencia. Las actividades llevadas a cabo proporcionan oportunidades directas a más de 200 jóvenes y sus comunidades en la ciudad de Belice y el Distrito Cayo. Nuestros principales objetivos son reducir el riesgo de compromiso de los jóvenes en actividades delictivas, para apoyar a los jóvenes a encontrar un empleo o a trabajar independientemente y para que puedan asumir funciones de liderazgo en sus comunidades convirtiéndose en agentes de cambio social.

Esto se hace a través de oportunidades de aprendizaje en colaboración con los empresarios locales y servicios de inserción laboral. Los jóvenes también reciben apoyo para desarrollar planes de negocio viables y se les da asesoramiento y asistencia en la solicitud de fondos para poner en marcha sus iniciativas. Un servicio de tutoría se proporciona para ayudar a los jóvenes empresarios a lo largo del camino.

Las capacitaciones de liderazgo, que funcionan mano a mano con programas locales existentes y con proyectos de impacto rápido ejecutados por los propios jóvenes en situación de riesgo, está al centro de la visión del RET de ayudar a los jóvenes a ser los actores positivos de cambio social que podrían, deberían, y desean ser. Se pone un énfasis especial en las mujeres jóvenes y su capacitación.

Lo que es más, RET se relaciona con las empresas locales, que buscan construir una red sostenible de apoyo basada en la comunidad. También coordinamos estrechamente con las asociaciones juveniles locales, con el fin de asegurarnos de que hay beneficios para la comunidad local y que oportunidades reales para el liderazgo son creadas.