Afganistán

Afganistán ha vivido a través de períodos de conflicto y inestabilidad desde hace muchas décadas. El ascenso al poder de los talibanes, y la consiguiente intervención de la OTAN en 2001 para expulsar a los talibanes causaron el desplazamiento masivo de afganos, tanto como adentro del país como hacia los países vecinos, principalmente a Pakistán. Los jóvenes, pero sobre todo las mujeres jóvenes, se quedaron sin una educación, una condición que los dejó particularmente vulnerables. RET International comenzó a trabajar con estas mujeres jóvenes a su regreso a Afganistán en 2005, con el fin de cerrar la brecha educativa existente, ofreciendo capacitaciones de escritura, de cálculo y de medios de vida.

  • 1.
    La Naturaleza de la Crisis en Afganistán
  • 2.
    Su impacto sobre los jóvenes
  • 3.
    Como RET les Protege

1. La Naturaleza de la Crisis en Afganistán

Por muchas décadas Afganistán ha estado en el centro de las tensiones regionales y mundiales, convirtiéndose extremadamente inestable y propenso al conflicto. En los albores del siglo, los Talibanes llegaron al poder, causando una primera ola de desplazamiento, principalmente hacia Pakistán. Cuando la OTAN intervino en 2001 para manejar al régimen talibán, un número aún mayor huyeron.

Entre 1994 y 2002, unos 6 millones de personas se vieron obligadas a huir de sus hogares. Al menos 800.000 fueron desplazados internamente, el resto huyeron a campamentos de refugiados en Pakistán e Irán.

En 2002 los refugiados afganos comenzaron a regresar a su país con la esperanza de reconstruir sus vidas. El país al cual retornaron estaba establecido, pero seguían existiendo grandes lagunas en infraestructura y servicios básicos. Además, la seguridad sigue siendo un problema hasta el presente.

2. Su impacto sobre los jóvenes

Las mujeres jóvenes han sido particularmente afectadas. Muchas habían huido cuando eran sólo niñas, con poca o ninguna educación. En los campos habían pocas oportunidades educativas lo cual creó una enorme brecha en su escolaridad.

A su regreso se dieron cuenta que ahora eran consideradas demasiado viejas para entrar en la educación formal de Afganistán. Al parecer, estas mujeres jóvenes habían caído entre las grietas.

Dado el papel tradicional de las mujeres en la sociedad afgana, una falta de educación es aún más dramática. La falta de educación las hace extremadamente dependiente y hace muy difícil planificar su futuro.

3. Como RET les Protege

Desde 2009, RET ha participado activamente en Afganistán. Trabajando en las provincias de Panjshir, Parwan y Kapisa, RET ha ofrecido educación y sustento de apoyo para ayudar a los jóvenes vulnerables de manera sostenible.

En estas tres provincias, RET ha construido centros de mujeres, como una base estable para ofrecer ayuda sostenible a las mujeres vulnerables.

Con esta base, RET particularmente aborda la urgente necesidad de estas mujeres con cursos de recuperación. Así es mediante la educación que las mujeres jóvenes vulnerables pueden cerrar la brecha entre sus vidas de ex refugiadas y de ciudadanas fuertes y autosuficientes.

La educación informal también se proporciona a las mujeres jóvenes, en la forma de negocios pequeños. Esta capacitación también está disponible a hombres jóvenes, que también se han hecho vulnerables por los acontecimientos de las últimas dos décadas. Particularmente, se les da capacitación en el manejo de invernaderos y en la crianza de ganado para proveer un ingreso estable. Otras mujeres reciben cursos de alfabetización informática, que les permiten encontrar oportunidades de empleo y así ayudar al desarrollo sostenible de su país.

Así es mediante la educación que las mujeres vulnerables jóvenes pueden cerrar la brecha entre sus vidas de ex refugiadas y la de ciudadanas afganas resilientes.