Lo qué hacemos

RET Internacional está comprometida con el trabajo en contextos frágiles y situaciones de emergencia alrededor del mundo, para asegurar la protección y promover la resiliencia a través de la educación, de jóvenes en condición de vulnerabilidad.

Nuestra Misión GlobalEn el centro de la misión de RET están la protección y la resiliencia de jóvenes.

RET trabaja en zonas de conflicto, crisis e inestabilidad en todo el mundo, desde el Medio Oriente hasta Afganistán y Asia, pasando por África y llegando a América Latina. Como organización humanitaria el servicio principal que ofrecemos es la protección, pero lo que nos diferencia es la población en la cual nos centramos: jóvenes; así como la herramienta principal que utilizamos: la educación.


Por lo tanto, estamos comprometidos a ayudar a las comunidades a satisfacer las necesidades de educación, en el sentido más amplio, de jóvenes en situación de vulnerabilidad a causa de desplazamiento, violencia, conflictos armados y desastres. Esto es lo que hemos estado haciendo durante los 15 años recientes, lo cual además nos ha llevado a una creciente inquietud por la difícil situación de las mujeres jóvenes, de modo que ellas se han convertido en un participante clave en todos los contextos.

RET fue fundado el año 2000 por la señora Sadako Ogata, mientras ella estaba terminando su segundo mandato como Alta Comisionada del ACNUR; y la señora Françoise Demole, en ese entonces Vice-Presidente de la “Fundación para Ginebra,” durante mucho tiempo partidaria de la ACNUR, y miembro de consejo de varias organizaciones caritativas.

La visión de la señora Ogata para la creación de RET fue la de cerrar una brecha enorme que pudo percibir como líder de la Agencia de Refugiados de la ONU: la educación de jóvenes.

Durante las situaciones de crisis las prioridades de los donantes han sido por lo general las necesidades básicas para salvar vidas como alimentos, agua, refugio y protección infantil. Presupuestos rara vez cubren las necesidades de los jóvenes.

Esto ha tenido consecuencias trágicas dado que las crisis tienden a ser cada vez más prolongadas, al extenderse por años o incluso décadas. En el año 2015 el tiempo promedio en exilio fue de 17 años.

Si no se dan oportunidades educativas a adolescentes y jóvenes quedarán extremadamente vulnerables frente a actividades ilegales, pandillas, trabajo infantil, tráfico de drogas, abuso sexual, tráfico sexual, violencia y más. La educación es lo que les proporciona las habilidades para hacer frente a estas amenazas y desarrollar su capacidad de resiliencia. La educación es un mecanismo de protección verdaderamente eficiente y sostenible en estos ambientes frágiles.

Al inicio, RET trabajó exclusivamente en campos de refugiados. Sin embargo, los patrones de migración de refugiados cambiaron y surgieron nuevas crisis, por lo cual el paradigma cambió en diferentes partes del mundo. Los métodos que habíamos desarrollado específicamente para los campos de refugiados han demostrado ser adaptables a jóvenes en entornos frágiles. Hoy seguimos trabajando en campos de refugiados, pero también con los refugiados periurbanos y rurales, con las comunidades de acogida, con poblaciones de desplazados internos, con soldados adolescentes, con víctimas de los desastres naturales y más.

RET_Burundi_2015

 

Por lo tanto, RET facilita e impulsa factores de Resiliencia a través de la Educación en momentos de Transición.

RET_International_Acronym

Resiliencia (Resilience) para poder transformar situaciones adversas en recursos constructivos y superar los riesgos futuros de forma duradera.  para poder transformar situaciones dañinas en recursos positivos y constructivos  y superar los riesgos futuros de forma duradera

Educación (Education) como herramienta para la protección y el desarrollo individual

Transición (Transition) de la crisis hacia comunidades más estables y pacíficas, al considerar a los jóvenes como parte de la solución

 

Esta comprensión de la señora Ogata sobre el papel de la educación y la juventud, ha tenido un gran impacto ya que es aplicable a un conjunto mucho más amplio de circunstancias y necesidades que las previstas originalmente. La educación es la base sobre la cual grandes cosas se pueden construir. Esta capacidad de ser ampliada es una característica de cualquier gran visión y es la razón por qué es tan perdurable.

En las dos secciones siguientes de esta página encontrará una descripción más detallada de nuestro mandato. Pensamos que es importante explicar por qué nuestro mandato es relevante y cómo estamos equipados para implementarlo.

  • Cerrando las brechas entre la Acción Humanitaria y el DesarrolloSoluciones claras a un problema complejo

  • Los jóvenes como actores clave del cambio positivoLos jóvenes son actores positivos durante una crisis, y al mismo tiempo representan el futuro de sus comunidades.

  • Educación como herramienta para la Protección y el DesarrolloRET ofrece una educación en situaciones de emergencia; protegemos mientras abrimos el camino hacia la cohesión social, la resiliencia, la paz y la prosperidad.

Por qué nuestra misión importaA través de su mandato único RET reduce brechas entre la acción humanitaria y el desarrollo.

La ayuda internacional se separa tradicionalmente entre acción humanitaria y cooperación para el desarrollo. Las organizaciones humanitarias ofrecen protección a corto plazo en situaciones de emergencia (salvar vidas y aliviar el sufrimiento), mientras que las organizaciones de desarrollo trabajan en entornos estables para mejorar el bienestar social y económico a largo plazo.

En RET creemos que nuestro mandato, centrado en jóvenes y con la educación como una herramienta de protección, nos permite proponer soluciones relevantes para cerrar las brechas entre la acción humanitaria y la ayuda para el desarrollo.


Bridge

 

Rara vez una crisis tiene fecha precisa de término, el momento en el cual los actores humanitarios se retiran y dan paso al trabajo de desarrollo. Las crisis pueden durar años o incluso décadas y el período de transición es a menudo imposible de definir y difícil abordar, a veces dependiente de las políticas definidas por diversos actores internacionales.

Para que se produzca una transición del estado o situación de crisis hacia una situación más estable, los principales actores y sus herramientas deben tener similitudes y correlacionarse desde sus ámbitos de acción. Esto es en definitiva lo que cierra las brechas entre los saberes y métodos de estos dos tipos de apoyo proporcionados por la comunidad internacional, los gobiernos y las comunidades locales.

Esto es lo que nuestro mandato se propone hacer.

RET trabaja específicamente con jóvenes, esto es crucial. Los jóvenes ya son actores potenciales durante una crisis y al mismo tiempo representan el mañana de sus comunidades. Tienen un papel importante en el presente y el futuro, su acción realmente puede producir un impacto sobre otros grupos como los niños y los ancianos.

La segunda especificidad del mandato de RET es la educación como vía de protección durante crisis y emergencias. Mediante la educación, en una etapa temprana de las crisis, RET no sólo protege, sino también sienta las bases para las intervenciones educativas del futuro. La educación está universalmente reconocida como una de las herramientas más importantes de desarrollo a largo plazo. A través de procesos educativos se genera protección y se aumenta la resiliencia de las comunidades, lo que conduce a las condiciones necesarias para que las políticas de desarrollo se consoliden.

Por lo tanto, RET trabaja con la población clave en situación de riesgo (los jóvenes) y utiliza la herramienta adecuada para salvar vidas (la educación) para proponer estrategias eficientes y cerrar las brechas entre la acción humanitaria y la ayuda para el desarrollo. Esto hace que nuestro mandato no sólo sea único, sino también esencial.

RET_in_Burundi_Panarama

  • La educación en el sentido más amplioCuando pensamos en la educación, nuestro horizonte no debe limitarse a la educación formal en la clase.

  • Una caja de herramientas completa para la EducaciónA través de más de 15 años de experiencia en educación en situaciones de emergencia, hemos desarrollado una caja de herramientas con técnicas e instrumentos de abordaje.

  • Intervenciones que acompañan a las Comunidades a salir de las CrisisRespondemos a las necesidades inmediatas de salvar vidas. También impulsamos en jóvenes y sus comunidades el desarrollo de habilidades para salir de las situaciones de emergencia y hacia el desarrollo.

Como lo hacemosMas de 15 años de experiencia en la educación en emergencias

Nuestras competencias esenciales en el espectro de la educación se basan en intervenciones que van desde el fortalecimiento de procesos y oportunidades de formación o capacitación formal y no formal, pasando por alfabetización y el aprendizaje en aritmética básica y hasta el impulso y garantía de acceso a la educación superior. Brindamos apoyo psicosocial, protección de derechos humanos -derechos del refugiado, derechos de la mujer y derechos de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes.


En contextos estables la formación formal e institucionalizada suele ser un pilar esencial y es lo que pensamos que es la educación. Pero en situaciones de emergencia el sistema de educación formal muchas veces es disfuncional o totalmente inexistente, lo cual crea la necesidad de enfoques distintos para responder a las necesidades específicas y agudas de la juventud.

Para RET el punto de partida es, necesariamente, lograr claridad sobre las necesidades y los recursos existentes frente a una crisis específica. La encuesta de evaluación de recursos y necesidades (NAAS por sus siglas en inglés), es un instrumento especialmente creado para ello, el cual se aplica a través de un cuidadoso procedimiento de escuchar a los actores clave sobre el terreno, así como obtener insumos relevantes desde la comunidad de donantes. La creación de un proyecto es un proceso ampliamente participativo.

Los 15 años de experiencia de RET ha generado una completa caja de herramientas con un enfoque educativo destinado a la protección de jóvenes vulnerables, con visión de género y de protección de derechos. Esencialmente nuestra vía de aproximación se caracteriza por:

Apoyar a los jóvenes en situaciones de emergencia o crisis;

Mantener el acceso a los entornos escolares de calidad;

Preparar e impulsar a jóvenes para ser líderes de un proceso que conduzca a sus familias y comunidades a la estabilidad y el desarrollo;

RET también ha otorgado especial atención al empoderamiento socio-económico de la mujer joven, lo cual representa una integración de todos los elementos de nuestro enfoque.

Afrontar Emergencias

En ambientes frágiles los jóvenes necesitan desarrollar su capacidad de resiliencia. RET tiene amplia experiencia y conocimiento en la prestación de atención psicosocial y para el desarrollo de habilidades para la vida durante crisis y emergencias.

Apoyo Psicosocial

El apoyo psicosocial ayuda a lidiar con los traumas que se han vivido. Si el estado psicológico de jóvenes no se aborda, a través de terapia individual o de grupos de apoyo, será muy difícil que puedan superar los riesgos inherentes a los entornos frágiles y desarrollen las habilidades necesarias para protegerse a sí mismos.

Habilidades para la vida

Son habilidades para el comportamiento adaptativo y positivo, que permiten a los jóvenes hacer frente a las demandas y desafíos de la vida cotidiana de manera eficaz. Para RET esto ha significado a menudo proporcionar entrenamientos con información básica que pueda salvar vidas en áreas como la salud, la conciencia de las minas terrestres o la prevención de la violencia de género.

Alrededor de la escuela

La presencia de las escuelas y los ambientes de salones de clase, poseen una fuerza esencial y de estabilidad para las comunidades. RET ha desarrollado un enfoque holístico e integral para asegurar que las escuelas estén presentes y jueguen su rol de protección para jóvenes vulnerables durante las crisis. Esto incluye a la educación formal, educación no formal y fortalecimiento de las capacidades y recursos locales de educación.

Educación Formal

RET provee educación formal a través de la implementación de los planes de estudio oficiales en los ámbitos nacionales, o facilitando el acceso a las escuelas reconocidas o gestionadas por el Estado. También se ofrecen alternativas ante la necesidad de programas de aprendizaje acelerado para jóvenes que ya pasaron la edad escolar y no han tenido acceso a la educación a consecuencia de su huida y la situación de exilio. RET también administra programas de becas para acceso a la educación superior.

Educación no formal

La educación no formal proporcionada por RET ofrece habilidades básicas como la alfabetización y la aritmética, cursos de recuperación y nivelación para que jóvenes puedan volver a integrarse en los sistemas escolares locales, así como cursos de idiomas. Para aquellos que han sido desplazados, el dominio del idioma local es clave para el acceso a los sistemas educativos locales y a las comunidades. Incluso si estos cursos no son parte del currículo nacional oficial, RET siempre se asegura de que cumplan con las normas de instituciones como la INEE y UNESCO, hacemos un esfuerzo extra para que estos programas sean reconocidos por las autoridades nacionales.

Desarrollo de Capacidades

Fortalecer la capacidad local y los recursos de educación en contextos frágiles es una vía muy efectiva para asegurar la presencia de oportunidades y alternativas de formación para jóvenes en situación de vulnerabilidad, lo cual además fortalece los entornos educativos para niños y jóvenes de las comunidades de acogida. Ello implica mejorar la administración local de las escuelas, participar en la capacitación de docentes y en el desarrollo profesional, incorporar la reducción del riesgo de desastres en los programas educativos y en los procesos de construcción, renovación y dotación de equipos con el propósito de crear entornos seguros y favorables para el aprendizaje.

Hacia la Estabilidad y el Desarrollo

Ayudar a los jóvenes en su vida cotidiana y para que tengan acceso a oportunidades educativas significativas, sólo alcanzará su pleno impacto si es complementado con entrenamientos de medios de vida y de empoderamiento juvenil.

Medios de Vida y Empleabilidad

El desarrollo de habilidades que permitan a jóvenes ser autosuficientes, es lo que garantiza mayor seguridad y estabilidad en momentos de crisis. En contextos donde pueden haber puestos de trabajo disponibles, RET ofrece capacitación en oficios o implementa planes de aprendizaje para que la juventud pueda responder a las necesidades de las empresas locales. La formación empresarial de RET permite prosperar a los jóvenes que arrancan pequeños negocios. Para aquellos que están empezando desde cero, nuestros cursos de entrenamiento para microempresas ayudan al emprendimiento a través de estrategias colectivas. Por último, la formación técnica se utiliza para impulsar a los jóvenes con educación secundaria hacia el camino de la empleabilidad, proporcionándoles habilidades comerciales concretas como la alfabetización informática o administración.

Empoderamiento Juvenil

En definitiva, RET tiene como objetivo construir un mundo en el que las acciones de los jóvenes conduzcan a sus comunidades en crisis hacia una mayor cohesión social, paz y prosperidad. Para ayudar a los jóvenes a ser tales actores de cambio social positivo, RET ha desarrollado una serie de cursos y entrenamientos centrados en la ciudadanía responsable, las alianzas entre jóvenes y adultos, el conocimiento de derechos – derechos de niños y niñas, de las mujeres, de los refugiados. Todos estos proporcionan a los jóvenes las claves para participar en los asuntos de su comunidad. Es esencial también la formación para el ejercicio del liderazgo, para que la juventud sea capaz de crear y dirigir proyectos a partir de los recursos y activos de su comunidad, así como conducir y gestionar grupos juveniles y asociaciones de base.

Empoderamiento Socio-Económico de las Mujeres

Los programas de RET conciernen a jóvenes en general. Sin embargo, creemos que trabajando constantemente con mujeres y madres jóvenes en situación de vulnerabilidad, nuestros programas no sólo responden a necesidades urgentes, sino que tienen un mayor impacto y eficacia. Las mujeres y madres jóvenes se encuentran entre la población más vulnerables en tiempos de crisis, a menudo son cabezas de familia y juegan un papel esencial en la vida de niños y niñas, jóvenes y sobre la unidad familiar en su conjunto.

El género de una persona aún afecta en gran medida sus oportunidades y logros. El desarrollo social, económico y cultural de las sociedades ha creado diferentes roles de género, que son en la mayoría de los casos ventajosas a los hombres y perjudiciales para las mujeres. Esta brecha se ensancha en contextos frágiles como se evidencia durante las crisis, cuando se acentúan las masculinidades y las feminidades. Además, cuando la violencia aumenta en las comunidades también se acrecienta de forma notable la violencia basada en género. El uso de la violación como arma o matrimonios precoces forzados son algunos de los ejemplos más notorios.

Por lo tanto, centrarse en las mujeres jóvenes, madres adolescentes, mujeres cabeza de familia y viudas jóvenes, es vital en la perspectiva de abordar las necesidades más urgentes. Sin embargo, la lógica para centrarse en las mujeres va más allá de esta cuestión de la vulnerabilidad; es también una cuestión de impacto y eficiencia. Enfocarse en las mujeres jóvenes tiene impacto positivo de largo alcance ya que por lo general están en el centro de la familia, logran una influencia en la educación de los niños, juegan un papel importante en la salud, la nutrición, así como en la administración del hogar y el ingreso. Cuanto más alto el nivel de educación de una mujer, mayores serán las oportunidades de los niños y las familias en su conjunto. Por tanto, el retorno de la inversión de trabajar para proteger a las mujeres jóvenes a través de la educación es extremadamente alta.

Jóvenes con Necesidades Especiales

Durante las emergencias, las desigualdades vinculadas a la discapacidad se ven agravadas, al tiempo que colapsan los sistemas de apoyo regulares, como los lazos familiares, la infraestructura específica, los servicios sociales o redes de transporte. El enfoque inclusivo de educación que RET sigue, significa que acciones afirmativas deben ser tomadas para asegurar que todos los miembros de la sociedad tengan acceso al derecho universal a la educación.

Por lo tanto, brindar especial atención a los jóvenes con discapacidad es un asunto de abordar las necesidades especialmente significativas para garantizar los derechos de todos los jóvenes. Sin embargo, como en el caso de centrarse en las mujeres jóvenes, el trabajo con los jóvenes con discapacidades también sirve a un propósito más amplio. La manera en la cual las comunidades tratan a los más vulnerables, tiene influencia sobre la forma en que ven la solidaridad y la cohesión social en su conjunto. Desarrollar el potencial de los jóvenes con necesidades especiales permite jugar un papel fuerte en la sensibilización de las comunidades sobre el valor intrínseco de todos sus miembros.

RET se ocupa de las necesidades de jóvenes con necesidades especiales en varios niveles. En primer lugar, la incorporación de la cuestión del acceso a los servicios educativos y oportunidades para aquellos con necesidades especiales en nuestros programas en todo el mundo. En contextos específicos hemos desarrollado métodos para capacitar a las instituciones gubernamentales, a cargo de la integración de los jóvenes con necesidades especiales, para la respuesta del sistema de educación formal a los desastres naturales. Nuestro trabajo se extiende a las mismas instituciones educativas, capacitando a los profesores para entender las necesidades y vulnerabilidades especiales de sus estudiantes con discapacidad, así como su integración en los planes de contingencia de la escuela. Por último, RET trabaja con los jóvenes mismos, elevando la conciencia de sus funciones y responsabilidades en caso de emergencias, dejando que se conviertan en agentes positivos de la seguridad general de sus escuelas.