julio 2016 - Panamá

Panamá: Cerrando brechas en educación

RET Internacional trabaja junto al Ministerio de Educación en Panamá, para lograr garantizar el derecho a la educación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en el país, especialmente aquellos que están en situación de mayor vulnerabilidad.

En octubre de 2015, un nuevo Decreto Ejecutivo en la República de Panamá abrió para niños, niñas y jóvenes refugiados y solicitantes de asilo, la posibilidad de ingresar a la educación formal, incluso cuando no dispongan de la documentación necesaria. Esto será posible a través de un examen de suficiencia que ubica al estudiante en el grado que le corresponde, lo que garantiza el disfrute de este derecho fundamental.

Este Decreto incluye medidas especiales en su Capítulo II, referido al “Acceso de Refugiados a la Educación”, que permiten a niños, niñas y adolescentes refugiados o solicitantes de esta condición, integrarse al sistema educativo incluso si no pueden aportar la totalidad de la documentación requerida. De este modo se reconoce la particularidad de su condición y se facilita la continuidad de su formación, pues en muchos casos no les es posible realizar trámites mínimos por la situación que les obligó a salir de su país de origen.

Esta medida administrativa es el resultado de un proceso iniciado hace tres años por el Ministerio de Educación en Panamá (MEDUCA), que incluyó la revisión de la normativa vigente hasta la fecha y el reconocimiento de la insuficiencia en la legislación para dar respuesta efectiva a las necesidades identificadas por las Direcciones Regionales de Educación, encargadas del proceso de convalidación y reválida según la jurisdicción de cada estudiante.

RET_International_Panama_July2016-2

RET Internacional jugó un papel central en el proceso de reconocer las necesidades específicas de niños, niñas y adolescentes refugiados y solicitantes de refugio. Durante estos tres años RET, junto a otras organizaciones internacionales que trabajan con población refugiada en Panamá, como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), realizó un trabajo de sensibilización, asistencia técnica, acompañamiento y monitoreo del proceso de revisión del decreto.

En el marco del Convenio de Cooperación firmado entre ambas instancias, RET Internacional ha trabajado con un total de 758 funcionarios y docentes del MEDUCA a través de talleres de capacitación y mejora de la integración de los niños, niñas y adolescentes desplazados en los centros educativos.

Por que es esto tan importante

El acceso a la educación por parte de niños, niñas y adolescentes refugiados y solicitantes de esa condición ha enfrentado siempre innumerables obstáculos. Ademas de la falta de información sobre lo que implica ser una Persona en Necesidad de Protección Internacional (PNPI), el hecho de ser requeridos un conjunto de documentos y certificaciones de su país de origen para registrarse en las escuelas locales era un gran obstáculo. Por temores fundados hacia su vida e integridad física, los jóvenes y sus familias muchas veces se ven obligados a huir intempestivamente dejando atrás sus vidas sin tiempo para organizar la travesía. Juntar documentos oficiales la mayor parte del tiempo no es una prioridad cuando tienes que movilizarte para salvar tu vida.

Esto implicaba la imposibilidad de tener acceso a la educación por parte de niños, niñas y adolescentes refugiados, quienes no tenían derecho a una convalidación definitiva de sus estudios o certificación, aun cuando lograban cursarlos a través de un permiso provisional. Sin esta posibilidad de estudiar o de tener estudios reconocidos, quedaban truncados los procesos de recuperación de medios de vida, de integración en el país de acogida y de reconstrucción de su propia vida.

El impacto que la firma del Decreto tiene en la población refugiada en Panamá es inmenso. Al permitir el ingreso a la educación formal a través de un examen de suficiencia, se disipa la incertidumbre sobre el acceso temporal y evita la negación al acceso a la educación de aquellos que no tienen los documentos necesarios y también se acortan considerablemente los tiempos de respuesta para la convalidación de los estudios cursados en el extranjero. La tranquilidad de asegurar el acceso a la educación y minimizar el tiempo del trámite, brinda a las familias mucha más confianza en su proceso de integración en sus comunidades de acogida.

La firma de este Decreto ha tenido ya eco a nivel regional, y ha sido aplaudido por otros países vecinos, que ven una innovación en el proceso estipulado en el mismo. “En el caso muy particular de este tema tenemos la esperanza que siendo Panamá la punta de lanza que aborda esta temática, tenga el éxito que todos aspiramos”, enfatiza el Director General de Educación en Panamá, Mario Rodríguez.

RET_International_Panama_July2016-4

Exelente noticia, pero todavía hay mucho por hacer

Para la plena implementación del Decreto se siguen dando pasos. Tras la instauración de la Comisión Nacional de Convalidación y Reválida, presidida por el Director General de Educación, se inicia el proceso de la elaboración del manual de procedimiento que desarrolle a profundidad los 31 artículos del Decreto Ejecutivo. Igualmente es necesario continuar con la sensibilización en las Direcciones Regionales de Educación, quienes han conformado ya las Comisiones Regionales de Convalidación y Reválida, en todo el territorio nacional.

En este sentido, conversando sobre el proceso de elaboración del manual de procedimiento, el Director General de Educación comenta que “no sea la parte operativa la que nos limite ese ideal de poder resolver un problema tan importante como el que se plantea explícitamente en el capítulo II del decreto que se acaba de reformar”.

MEDUCA valora altamente la alianza estratégica con organizaciones como RET Internacional: “Siempre debemos partir que en estos temas tan importantes que tocan con los derechos humanos tenemos que acceder a toda la colaboración que sea posible, sobre todo de organismos internacionales que nos ofrecen esa oportunidad”. Siendo así, y gracias al impulso generado por la firma reciente del Convenio de Colaboración entre MEDUCA y RET en Panamá, se fortalecerán aún más los lazos de colaboración para el desarrollo de acciones conjuntas que beneficien la integración de las familias refugiadas.

Updated, julio 28th, 2016