julio 2015 - Panamá

Jóvenes por la integración

 

Los y las jóvenes en situación de refugiados en Panamá están abriendo más espacios de incidencia, para tener un impacto positivo en sus comunidades de acogida. Un ejemplo reciente de esto fue su participación, en el marco de las actividades conmemorativas del Día Mundial del Refugiado, en la Feria de la Integración, realizada en 20 de junio en el Ministerio de Gobierno y organizada por la Oficina Nacional para la Atención del Refugiado (ONPAR).

Muchas organizaciones comprometidas con esta causa estuvieron presentes, tales como: la Oficina de Panamá del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ONPAR, el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), la Cruz Roja Panameña, el Consejo Noruego para los Refugiados, HIAS, Movilidad Humana Pastoral y el Servicio Jesuita para Refugiados (SJR).

Por supuesto nuestro equipo estuvo presente pero, más importante todavía, los y las jóvenes con quienes trabajamos también estuvieron allí.

Jóvenes quienes participan en los programas de RET Internacional (tanto refugiados como de las comunidades de acogida), han aprendido que pueden ser actores positivos para sus entornos. Ellos y ellas han desarrollado su capacidad de organización, lo que se hace más visible en oportunidades como esta.

Estuvieron envueltos activamente en estas actividades y lograron que su mensaje fuese escuchado. Este mensaje es “lo que nos une”, que constituye el centro de una campaña de sensibilización para combatir la xenofobia y promover la aceptación e integración. La campaña (http://loquenosune.org) es coordinada por RET, pero desarrollada por diferentes grupos juveniles en América Latina y el Caribe.

 

LatAm-Test-Image

Esta juventud refugiada insiste en que puede contribuir con sus comunidades de acogida, de modo que están presentes, organizados y listos para construir una nueva realidad de mayor solidaridad y cooperación. Una de ellas explicó esto a los presentes: “Nosotros no estamos aquí para seguir llorando por lo que nos pasó, sino para levantarnos y seguir adelante. Por eso estamos insistiendo tanto en decir cosas positivas, en buscar lo que nos une, porque a partir de allí podemos avanzar”.

Este empoderamiento de jóvenes vulnerables es un aspecto importante del trabajo de RET para prevenir la violencia, la discriminación y la xenofobia en la región, como uno de los componentes de una estrategia integral. Tenemos un enfoque holístico para asegurar que las personas jóvenes en situación de refugiadas, así como sus familias, encuentren un espacio seguro para reconstruir sus vidas.

A través de estas actividades, o transitando las calles de la ciudad en contacto con la comunidad local, abriendo el diálogo, estos grupos de jóvenes están logrando crear mayores espacios de aceptación. Haciendo esto no están solamente generando entornos más seguros, también están aprendiendo a ser actores positivos para la sociedad y preparándose como futuros líderes.

 

Updated, julio 21st, 2015