avril 2016 - Kenia

Habilidades, herramientas y Mercados: Haciendo que los Proyectos de Generación de Ingresos Funcionen

Según ACNUR casi 350’000 refugiados viven en los campos de refugiados de Dadaab en Kenia, muchos de los cuales han estado allí durante décadas. Aproximadamente el 95% de los refugiados vienen de Somalia, mientras que el 5% restante proceden de Etiopía, Eritrea, Burundi, Congo, Ruanda, Sudán del Sur, Sudán, Uganda, Tanzania o Yemen. Teniendo en cuenta la política de emplazamientos del Gobierno de Kenia, iniciada en 2006, la inmovilidad es un gran problema que limita que los refugiados tengan acceso a los mercados. Las oportunidades económicas son, por lo tanto, raras. Lo cual es especialmente perjudicial para los jóvenes que representan más de la mitad de la población de los campamentos. Ellos no quieren ser dependientes de la ayuda humanitaria y anhelan tener un sentido de identidad y un propósito que es resultado de los logros generado a través de las actividades productivas.

Por lo tanto, desde 2012, RET se propuso crear intervenciones de medios de vida que no sólo forman a los jóvenes y les proporcionan herramientas, sino que también les dan acceso duradero a los mercados, tanto dentro como fuera de los campamentos. El secreto para eludir la barrera de la movilidad de manera eficiente es simple pero, sin embargo, desafiante. Se requiere invertir mucho tiempo y esfuerzo en la identificación y el desarrollo de vínculos con el mercado y las asociaciones público-privadas de forma cuidadosa. Nuestro equipo de RET desea compartir aquí 3 ejemplos reveladores de tales actividades productivas: el trabajo digital, el cultivo de invernadero, y abalorios.

La iniciativa de trabajo digital es un proyecto único de RET en los campamentos. El proyecto ha potenciado las competencias digitales de 120 jóvenes en la transcripción, la traducción, la gestión del registro electrónico y el reconocimiento óptico de caracteres. Estos son servicios que se pueden proporcionar de forma remota a través de Internet y para los cuales hay un mercado ya existente. La conexión necesaria para proporcionar estos servicios directamente desde los campamentos se proporciona a través de 2 centros digitales de RET, donde los participantes reciben una formación y tienen un espacio seguro donde trabajar. Nuestro equipo de RET en Kenia luego buscó empresas internacionales de abastecimiento que buscaban este tipo de servicios y seleccionó aquellas con las cuales asociarse. Este modelo de trabajo sin fronteras se ajusta perfectamente en el ámbito de los campamentos donde la movilidad esta restringida, pero donde el talento es abundante. Entre octubre de 2014 y agosto de 2015, 42 de los beneficiarios del programa digital de RET, ganaron un promedio de 100 a 600 dólares al mes por participante.

Mohamed Abdi Hassan, uno de los jóvenes que participa en la iniciativa, y que se encuentra entre los que más ganan, ha sido capaz de utilizar sus ahorros para reparar su casa e instalar un panel solar para suministrar electricidad a su familia. Esto le ha permitido obtener ingresos adicionales, por medio de poder cargar las baterías de teléfonos para personas en el campamento. Él es un gran ejemplo de los efectos positivos que pueden tener los proyectos de medios de vida exitosos.

Al igual que con la iniciativa de trabajo digital, RET ha participado en un proyecto de invernadero. Nuestro equipo de RET en Dadaab identificó que muchos de los refugiados bantúes somalíes, que son tradicionalmente agricultores, no eran capaces de encontrar trabajo agrícola en los campamentos. Sus habilidades y pasión por la agricultura estaban por lo tanto inactivos y al pasar del tiempo se desperdiciaban. Por lo tanto, RET busco una solución mediante una asociación con agrónomos del Ministerio de Agricultura del Gobierno de Kenia, quienes entrenan a los agricultores en la preparación del semillero, trasplantar, uso de agroquímicos y el cuidado de plantas hasta la madurez. RET también unió fuerzas con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), que recientemente ha introducido el sistema de cupones de alimentos frescos, a través del cual los refugiados son capaces de recibir el pago de alimentos frescos como verduras y frutas de los proveedores contratados localmente. Posteriormente a la identificación de una solución y el acceso a los mercados, RET proporcionó formación y herramientas adicionales a los participantes del programa para asegurarse que los proyectos productivos fueran sostenibles.

KenyaLivelihoods

Un total de 23 jóvenes, entre ellos 16 madres jóvenes, se han unido al proyecto de invernadero a través de un grupo llamado “Grupo de Agricultura Wagosha”. El grupo Wagosha ha sido registrado oficialmente y contratado por el PMA para proporcionar alimentos frescos a la población en el campamento de refugiados de Dagahaley. Cada miembro del grupo trabaja aproximadamente 2 horas por semana y los primeros resultados son alentadores. A partir de octubre de 2015, 2.000 tomates han sido cosechados, generando 330 dólares, como también un excedente para ser consumidos por sus hogares.

Esta comunidad agrícola tiene una verdadera oportunidad de utilizar sus habilidades y ampliar sus fuentes de ingresos, algo que es especialmente empoderador para las mujeres que nunca se imaginaron que podían obtener un cierto grado de independencia económica.

Por último, RET también identificó un mercado para los refugiados de Etiopía en el campamento que tradicionalmente tienen una fuerte capacidad de abalorios. Identificamos y luego nos hemos asociado con Ethical Fashion Initiative (ethicalfashioninitiative.org), que conecta los artesanos con talento, quienes son por la mayor parte mujeres vulnerables y marginadas, a la industria de la moda internacional. Esta colaboración no sólo ofrece cursos de formación para desarrollar las habilidades y las herramientas para producir productos comercializables, también le da a las mujeres jóvenes un acceso crucial a los mercados internacionales.

Las 23 mujeres jóvenes Gamballas que actualmente participan en el proyecto de RET están capacitadas en cómo crear collares, pulseras y otros productos especialmente personalizados y diseñados, los cuales después son capaces de vender a través de la iniciativa “Ethical Fashions”. Al igual que en el proyecto de invernadero, los participantes venden sus productos a través de grupos registrados oficialmente. En el caso de estas mujeres jóvenes, su grupo se llama grupo de auto-ayuda “Kutto Bear”, que está formalmente registrado en el Departamento de Servicios Sociales en Kenia. Este proceso se ha mejorado aún más mediante la capacitación proporcionada por RET en la forma de gestionar los ahorros e invertir en proyectos futuros.

Estos ejemplos de trabajo digital, cultivo de invernadero y abalorios demuestran que la creación de proyectos de medios de vida innovadores no sólo se trata de las habilidades y herramientas, pero principalmente en facilitar a los participantes del programa con soluciones esenciales, las cuales incluyen el acceso a los mercados, donde puedan vender sus productos y servicios.

Las asociaciones sólidas y diversificadas y los vínculos de mercado que RET ha construido permiten a los jóvenes en Dadaab formar parte en soluciones de medios de vida duraderos. Ingresos reales son creados, los límites de los campamentos son eliminados tras trabajar virtualmente o en mercados a los que pueden acceder, y tal vez lo más importante, los jóvenes encuentran un sentido de propósito, orgullo y esperanza a través de actividades productivas. Para los jóvenes que han pasado una gran parte de su vida en los campamentos de refugiados, la autoestima proporcionada a través de un trabajo significativo y la autonomía económica es verdaderamente transformadora.

Updated, avril 5th, 2016